Inténtalo jugando

12 mayo, 2007

¡¡ATENCIÓN!! El Blog se ha cambiado de dirección. Ahora está en http://nosolomates.es
Puedes ver este post, mejorado y con más comentarios

aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace unos días planteé en el post “Café a través del Espejo” lo difícil que resulta hacer las cosas al revés. Hoy, mirando el periódico, descubro una página que nos plantea esa situación con un juego.

Se trata de Reverse  Bounce, donde encontramos el conocido juego de la bola que hay que mantener en el aire mediante una plataforma en la que la hacemos rebotar.

Seguro que habéis jugado alguna vez a él, pero en esta página nos lo ponen difícil. El cursor de la derecha mueve la plataforma hacia la izquierda y el cursor de la izquierda, hacia la derecha, por lo que tendremos que pulsar la tecla contraria a lo que nos dice nuestro cerebro.

¿Se puede llevar la contraria al cerebro? ¿Podemos, como “Robocop”, saltarnos las directrices que tenemos grabadas a fuego? La respuesta, creo, es que sí. Lo que tenéis que medir es cuánto tiempo.

Anuncios