Dan Miedo

¡¡ATENCIÓN!! El Blog se ha cambiado de dirección. Ahora está en http://nosolomates.es
Puedes ver este post, mejorado y con más comentarios

aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al hilo del post de Jovanotti y de cómo usamos las matemáticas para la mayoría de las cosas cotidianas sin darnos cuenta, he visto este titular en la portada de “La Opinión de Zamora“:

  

En las 4 líneas del titular hay 4 números, pero curiosamente todos están escritos con letra:
Octogenarios pasan fuera de casa siete horas para una sesión médica de diez minutos.”
Parece que los periodistas tienen pánico a los números y los rehuyen. No es de extrañar entonces que se equivoquen tanto. Menos mal que no ponen debajo “Pág. dieciocho”. Nos tendremos que conformar con eso.

¿Nos tendremos que conformar con eso?

9 respuestas a Dan Miedo

  1. Caulfield dice:

    Pues sí, nos tendremos que conformar😦.

    Para mí sería más legible (o atractivo de leer) de esta forma: “Octogenarios pasan fuera de casa 7 horas para una sesión de 10 minutos.” El “octogenarios” sería difícil de escribir en números, y el “una” puede entenderse como numeral o artículo indeterminado (si mal no recuerdo xD).
    Pues eso, cuando voy leyendo por encima los titulares, este titular atraería más mi atención que el original, sin ningún número. Aunque tal vez no para alguien “de letras”… al final todo depende de la configuración cerebral… lo que nos lleva al viejo debate de la diferenciación entre ciencias y letras durante la educación🙂.

    Saludos.

  2. da-beat dice:

    Jeje, has pillado la pequeña trampa. En cuanto al debate entre “ciencias” y “letras” (que ya hemos dicho que es absurdo), estamos en lo de siempre: Los periodistas (o los de “letras”) pueden tener pánico al 7 y escribir siete, pero los de “ciencias” no pueden tener pánico a los acentos y escribir Matematicas (aunque nadie lea esa palabra como llana, por mucho que le falte el acento). Por no hablar otra vez de saber quien escribió “Poeta en Nueva York” (o “Guerra y Paz”) y quien desarrolló el cálculo diferencial (o las Leyes de la Electrodinámica).
    La tecnología domina nuestras vidas, es necesaria una revisión del término “Cultura” y sus derivados (culto, inculto).

  3. Viasil dice:

    A mí, sin embargo, me parace mejor escrito así. En una redacción, la utilización de números, en su versión matemática en lugar de su equivalente en palabras, siempre me dió la impresión de pereza.
    Yo utilizo muchísimo los nombres de los números (es decir, su versión en palabras), siento que producen continuidad en un escrito. Un número, en su versión matemática, implicaría un salto, un cambio de estilo. Como si viera un “uno” en una fórmula. Estaría desubicado, fuera de contexto.
    ¿Cuál sería para vos el lugar apropiado para usar dos en lugar de 2? (es una pregunta de verdad🙂 )

    Un saludo
    silviq

  4. Fernando dice:

    Pues haciendo un poco de abogado del diablo, creo que hay una norma para esto, y es que los números se han de escribir en letra, salvo excepciones que no sabría nombrar (se lo voy a preguntar a Jorge, vecino de bitácora). Y ahí es donde entra la pregunta de Silvia. No creo que sea tenerle miedo a los números, por tanto…
    ¡Un saludito!

  5. da-beat dice:

    Ups, que este tema se me pasaba.

    A Viasil, tienes algo de razón en que ver números entre letras “descoloca”, pero no creo que ocurra siempre. Por ejemplo, en los tiempos estamos acostumbrados a decirlos con números, yo creo que quedaría mejor “10 minutos” o “40 segundos” que “diez minutos” o “cuarenta segundos”, aunque solo sea por costumbre. En las personas, sí, queda mejor “ocho personas” que “8 personas”. Y una pregunta, si ver números entre letras o letras entre números descoloca, ¿qué opinas de los titulares “España gasta 15 millones…” o “23 mil personas…”?

    Fernando, si hay normas habrá que hacerles caso, así que esperamos a ver que dice Jorge.

    Gracias por vuestros comentarios.

  6. Chiti dice:

    El caso es que en el DRAE no existe la palabra “3”. Las cifras o los numerales pertenecen al lenguaje matemático, en este caso del sistema de numeración decimal. En consecuencia, correctamente hablando (digo, escribiendo) en el idioma del Reino de España no es correcto usar la expresión simbólica de los números, sino la verbal-escrita.
    Pero no sé yo, porque haber quien se pone a escribir con palabras 32, 4561089, por ejemplo.
    O sea, que no todo es normativa ni normativizable.
    ¿Qué tal si empezamos a aceptar que 0,2 se escribe un kinto?😉

  7. da-beat dice:

    Supongo que en diccionario no viene la palabra 3, porque tendría que venir también 23 y 7649’321, y habría que hacer un diccionario nuevo. O podemos hacer como los verbos. En el diccionario incluimos el infinitivo, y aprendemos a conjugarlos por separado. Así, se puede escribir “puede”, aunque no venga en el DRAE.

    De igual forma, en el diccionario viene “tres”, y aprendemos a “conjugarlo” y a utilizar la representación “3” por otros medios. No creo que eso signifique que esté mal escrito. Otro caso son las siglas. “DRAE”, por ejemplo, no viene en el DRAE, pero el uso de siglas está permitido. O los nombres propios…

    Es decir, aunque técnicamente no exista la palabra “3”, no significa que no se pueda (y deba) usarse. Es más, tenemos números “ordinales” y “cardinales”, y hay normas sobre cómo escribir cada uno (5 o 5º). Imagino que la existencia de unas normas lleva implícito que su uso es correcto.

    Chiti, en cuanto a escribir 0’2 como un kinto, ¿te refieres a un quinto?

  8. Nico dice:

    Existe una disciplina llamada ortotipografía, que se ocupa de recoger las normas (eso tiene miga) de escritura aparte de la ortografía y la gramática. Hay muchísimas normas que se mantienen en cualquier novela, desde dónde poner o no poner espacios, cuándo cambiar de línea, qué va entre comillas o con cursiva, qué se debe traducir y qué no, y un larguísimo etcétera de detalles en los que no nos fijamos. Pero a poco que te fijes, verás que se hacen siempre igual en las publicaciones profesionales.

    Decía que lo de “normas” tiene miga porque el lenguaje no es una ciencia, sino una convención entre personas, que desde luego pueden decidir cómo quieren hablar individualmente, aunque existe un claro beneficio en que lo hagamos todos de una forma uniforme, pues facilita que nos entendamos de forma rápida. Desde luego lo que se estila entre amigos no es lo mismo exigible a un periódico, que tienen sus guías de estilo y a veces correctores para aplicarlas. Las editoriales de novelas suelen tener correctores siempre.

    La convención siempre ha sido que, salvo quizás en textos específicamente matemáticos, se escriban las cantidades siempre con letras. La razón por la que está cayendo en desuso es simple: no sabemos. Haz una prueba con unas cuantas personas y verás. Y eso para los cardinales. Pregúntale a cualquiera cómo se escribe el ordinal de 891 por ejemplo.

    Por cierto, muy interesante la bitácora, me la apunto🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: