Rubianes hace cuentas

27 febrero, 2007

¡¡ATENCIÓN!! El Blog se ha cambiado de dirección. Ahora está en http://nosolomates.es
Puedes ver este post, mejorado y con más comentarios

aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aquí tenemos unos ejemplos del uso de las matemáticas en el humor. En este caso es Pepe Rubianes, en su espectáculo, “Rubianes Solamente”, del cual he extraído estos dos momentos:

En el primer video, hace una sencilla resta para saber la edad que tenía en un determinado año. Si ahora tengo 44’4, ¿cuántos tenía en 1968? Es una cuenta sencilla, que él, para hacer el chiste, hace complicada. Tiene su gracia, pero más aún cuando te das cuenta de que ¡¡se equivoca!! A su edad (44’4 años) le resta integral de Pi (risas), y le da 12’6. Por el resultado, vemos que en realidad ha restado 31’8, que viene a ser 32, es decir, lo que habría que restar si estuviéramos en el año 2000, pero resulta que ese monólogo se grabo en Mayo de 2003, de modo que habría que restar 35. Pepe, tienes un cero. 🙂

En el segundo video hace uso de dos componentes matemáticos: el área de un cuadrilátero y las hipotecas (matemática financiera).

Como veis, si no sabéis matemáticas, lo único que conseguís es que se rían de vosotros, que está bien si eres humorista, pero si no… Por otra parte, hay que estudiar matemáticas para entender algunos chistes, porque en este caso son errores intencionados (aunque en lo de la edad tengo mis dudas). Queda muy mal reírse porque se ríen los demás.


Caiga Quien Caiga

24 febrero, 2007

¡¡ATENCIÓN!! El Blog se ha cambiado de dirección. Ahora está en http://nosolomates.es
Puedes ver este post, mejorado y con más comentarios

aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se suponía que hoy iba a salir en el programa “Caiga Quien Caiga” un reportaje sobre un pueblo cercano al mío, denunciando el mal estado de la carretera así que, aunque no suelo verlo, hoy lo hice. Al final no pusieron ese reportaje, pero sí algo que me llamó más la atención. Salía un personaje de la serie “Los Serrano” (perdonad que no sepa quién, pero tampoco la veo) y le hacían preguntas. Una de ellas fue:

¿Cuál de estos símbolos está fuera de lugar?
test.gif

El susodicho personaje responde que la c), algo que parece evidente, ¿verdad?. El presentador le pregunta por qué elige la c) y responde que porque es la única que no es un cuerpo geométrico. ¡Toma ya! Si hasta mis alumnos saben que el cuadrado y el triángulo son figuras planas, no cuerpos geométricos y, para demostrarlo, le pediría a alguno de ellos, que habrán empezado a leerme (o eso espero), que pongan en los comentarios ejemplos de cuerpos geométricos. Que demuestren que saben más que el tío ese de “Los Serrano”.

Pero lo que remató fue la respuesta “correcta”. Según el presentador, el signo que estaba fuera de lugar era, efectivamente, el signo más, pero no porque los demás fueran figuras planas o cuerpos geométricos, sino porque el signo + “es el único que no es un botón de la Play”. Con cosas así por la tele, a uno le renuevan las energías para ir a dar clase, ¿no os parece?


La Cuadratura Del Círculo

22 febrero, 2007

¡¡ATENCIÓN!! El Blog se ha cambiado de dirección. Ahora está en http://nosolomates.es
Puedes ver este post, mejorado y con más comentarios

aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El problema conocido como “La cuadratura del círculo” consiste en hallar, solo con reglas y compás, un cuadrado con la misma superficie que un círculo dado. Este problema ya interesaba a los griegos, apasionados de la geometría, pero no pudieron darle solución. Muchos fueron los intentos posteriores por conseguir resolverlo, hasta que ya en el año 1882, el matemático alemán Ferdinand Lindemann demostró que π era un número trascendental, lo que implica que la cuadratura del círculo es imposible. Es decir, no se puede hallar el cuadrado buscado solo con reglas y compás.

A pesar de que está demostrado desde hace más de cien años que no es posible hacerlo, hay personas que siguen intentándolo, con mayor o menor fortuna, como en mi pueblo, donde podemos ver este interesante ejemplo:

cuadratura.jpg


Demasiado trabajo

19 febrero, 2007

¡¡ATENCIÓN!! El Blog se ha cambiado de dirección. Ahora está en http://nosolomates.es
Puedes ver este post, mejorado y con más comentarios

aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leyendo la prensa de hoy, he recordado el artículo de Miquel Barceló en la Tribuna de Astronomía de Abril de 2004 que ya puse en el foro de NoSoloMates:

HOMBRES Y MUJERES ANUMÉRICOS

En 1990 apareció la traducción castellana de un libro muy interesante y curioso, El hombre anumérico: el analfabetismo matemático y sus consecuencias, de John Allen Paulos. Trataba de la incapacidad de mucha gente, incluso de algunas personas bien instruidas, para comprender realmente los conceptos fundamentales de número y azar. Entre otras cosas, parece que cuesta comprender el verdadero alcance de los números «grandes». Veamos unos ejemplos.
Hace ya años, el accidente de un familiar me llevó a estar bastante tiempo de visita en un hospital. Allí cayó en mis manos un ejemplar de Lecturas, revista que, simplemente, no suelo frecuentar… Sin entrar en el sorprendente contenido general de la publicación, sí comentaré un chiste que me sorprendió. La ilustración mostraba un hombre en pijama, todavía sentado en la cama y con la típica cara de no haber dormido. Comentaba la desgracia a su mujer, diciendo: «No podía dormir y me he puesto a contar ovejas saltando una valla. El despertador ha sonado cuando estaba en la quinientos cuarenta y tres mil doscientas ochenta y tres…»
Muy alerta, el despertador de «anumerismo» de mi cerebro sonó inmediatamente.
Como sea que el día tiene 86.400 segundos, enseguida me di cuenta que el pobre hombre era francamente rápido. Si imaginamos un periodo de ocho horas en la cama, su cuenta de ovejas ocupa un total de 28.800 segundos, y es bastante lógico pensar que le fuera imposible dormir si estaba tan atareado como para contar casi diecinueve ovejas cada segundo. Como si las ovejas viajaran en coches de Fórmula 1. Seguro que, con todo el ruido de los motores, no lograba conciliar el sueño…
Hay más ejemplos. Recuerdo que un día, yendo a mi trabaio en la Facultad de Informática, escuchaba la radio del coche. El día anterior había muerto Lola Flores y las noticias de la radio, a las ocho de la mañana, informaban de que la capilla ardiente, instalada a las cuatro de la tarde del día anterior, ya había sido visitada por más de quinientas mil personas.
Mi detector de «anumerismo» volvió a ponerse en marcha.
Las dieciséis horas pasadas desde las cuatro de la tarde a las ocho de la mañana del día siguiente, incluían tan solo 57.600 segundos. El locutor parecía pretender que los irrespetuosos visitantes del corpore insepulto de la Lola de España desfilaban ante el féretro a la carrera hasta alcanzar la «velocidad» nada desdeñable de casi unos diez visitantes por segundo. Debo decir que me pareció una grave falta de respeto hacia la fallecida… o, por parte del locutor, un espectacular ejemplo de «anumerismo». Uno más de los muchos posibles.
No es fácil escapar a la creciente amenaza del «anumerismo» y tal vez haya una explicación para ello. Cada vez manejamos más números pero no «trabajamos» con ellos. Con excepción de aquellas cifras que llenan nuestra cotidianeidad, hemos delegado en máquinas el trato habitual con las cifras: desde el ábaco a las máquinas aritméticas movidas mecánicamente, hasta llegar a las calculadoras de bolsillo o sobremesa ya los ya ubicuos ordenadores, pasando incluso por esas entrañables antiguallas en que se han convertido hoy las reglas de cálculo.
Ante la obsolescencia de artilugios como la regla de cálculo, no es absurdo imaginar un futuro donde incluso la habilidad de calcular se haya perdido. Ya en 1958, el conocido Isaac Asimov, en su relato Sensación de poder, imaginó un futuro donde el uso de calculadoras electrónicas resulta tan habitual que todos han olvidado los algoritmos elementales de la suma, resta, multiplicación (memorización de tablas incluida…) y división. El protagonista del relato, re-inventor de los algoritmos elementales de la aritmética, percibe una curiosa «sensación de poder» al descubrir que es capaz de emular a la calculadora y que tiene «un ordenador en la cabeza». Un curioso retorno a los orígenes…
Una especulación que cada día se acerca más a la realidad. Seguro que todos recuerdan el algoritmo para hacer multiplicaciones (aunque estemos mucho más seguros del resultado que nos da la calculadora…) pero, por poner otro ejemplo, ¿y el algoritmo para sacar a mano raíces cuadradas? ¿Cuántos sabrían hoy obtenerlas sin acudir a la calculadora o el ordenador?

Lo que leí yo esta mañana en el País fue el siguiente artículo sobre las actividades del director de un Instituto:

director.jpg

Al igual que el de Miquel, mi detector de anumerismo sonó. A las 15:00, dice el artículo: “Hoy tocan las becas. Hay 300 solicitudes y se tardan ocho minutos en procesar cada una.”

Un par de cuentas… 300×8 son… 2400 minutos en total…. dividimos entre 60 para pasarlo a horas… y 2400:60 da… ¡¡40 horas!! Después, el periodista, a las 16:30, escribe: “Puede que las labores que aún le quedan le obliguen a quedarse en el centro”.

Pues si las becas eran la tarea para “hoy”, no creo que la palabra “puede” sea la más indicada. Aún quedándose, yo creo que no va a ser capaz de terminar….


Intuición vs. Lógica

17 febrero, 2007

¡¡ATENCIÓN!! El Blog se ha cambiado de dirección. Ahora está en http://nosolomates.es
Puedes ver este post, mejorado y con más comentarios

aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hoy toca un libro:

perro.jpg

EL CURIOSO INCIDENTE DEL
PERRO A MEDIANOCHE

Mark Haddon

Año 2003


Narrativa Salamandra


269 páginas

Os lo recomiendo a todos. Os gustará por su lenguaje sencillo y práctico. El personaje, Christopher Boone es un niño autista que decide investigar la muerte del perro de su vecina. A lo largo del relato vamos conociendo el mundo a traves de su mirada lógica y, sobre todo, sincera. Por la forma en que está escrito, lo pueden leer tanto personas de 12 años como de 40. Os dejo aquí un pasaje que me encantó:

He aquí una famosa historia llamada El Problema de Monty Hall, que he incluido en este libro porque ilustra lo que quiero decir.
Había una columna titulada «Pregúntale a Marilyn» en una revista llamada Parade, en Estados Unidos. Y esa columna la escribía Marilyn vos Savant y en la revista se decía que tenía el mayor coeficiente intelectual del mundo según el Libro Guinness de los Récords. En la columna respondía a preguntas sobre matemáticas enviadas por los lectores.

En septiembre de 1990, Craig F. Whitaker, de Columbia, Maryland, envió la siguiente pregunta (pero no es lo que se llama una cita directa porque la he simplificado y la he hecho más fácil de entender).

Estás en un concurso en la televisión. En este concurso la idea es ganar como premio un coche. El locutor del programa te enseña tres puertas. Dice que hay un coche detrás de una de las puertas y que detrás de las otras dos hay cabras. Te pide que elijas una puerta. Tú eliges una puerta, que no se abre todavía. Entonces, el locutor abre una de las puertas que tú no has elegido y muestra una cabra (porque él sabe lo que hay detrás de las puertas). Entonces dice que tienes una última oportunidad de cambiar de opinión antes de que las puertas se abran y consigas un coche o una cabra. Te pregunta si quieres cambiar de idea y elegir la otra puerta sin abrir. ¿Qué debes hacer?

Marilyn vos Savant dijo que siempre debías cambiar y elegir la última puerta, porque las posibilidades de que hubiese un coche detrás de esa puerta eran de 2 sobre 3.
Pero si usas la intuición decides que las posibilidades son de 50 y 50, porque crees que hay igual número de posibilidades de que el coche esté detrás de cualquiera de las puertas.
Mucha gente escribió a la revista para decir que Marilyn vos Savant se equivocaba, incluso después de que ella explicara detalladamente por qué tenía razón. El 92 % de las cartas que recibió sobre el problema decían que estaba equivocada y muchas de esas cartas eran de matemáticos y científicos.
[…]

Pero Marilyn vos Savant tenía razón. […]

Esto demuestra que la intuición puede hacer a veces que nos equivoquemos. Y la intuición es lo que la gente utiliza en la vida para tomar decisiones. Pero la lógica puede ayudarte a deducir la respuesta correcta.

Y vosotros, ¿qué pensáis, que las posibilidades son 2 de 3 si cambias de puerta como indica la lógica, o que son del 50% como nos engaña la intuición? Espero vuestros comentarios.


Percentiles en el cine y en tu casa

15 febrero, 2007

¡¡ATENCIÓN!! El Blog se ha cambiado de dirección. Ahora está en http://nosolomates.es
Puedes ver este post, mejorado y con más comentarios

aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

He aquí un diálogo de la película “La Última Noche (25th Hour)” de Spike Lee:

Interesante conversación sobre percentiles, ¿verdad? Por si no os ha quedado claro, los percentiles son esas cosas raras de clase de matemáticas que luego usamos cuando llegamos a casa sin saberlo. Por ejemplo, cuando sacas un 4 en un examen y al llegar a casa dices: “Ya, pero solo aprobaron 2”.

Esa es la idea de los percentiles, la comparación con el resto del grupo y tu situación en él. Así, estar en el percentil 70 (de notas) significa que has sacado mejor nota que el 70% de tus compañeros, lo cual no significa necesariamente que tu nota sea buena, solo que es mejor que la de los demás, pero puede ser un 3.
De igual forma, puedes tener un 8, pero que los demás hayan sacado 9 y 10, de modo que tu nota, siendo buena, está en el percentil 0, porque es la peor de la clase.

Esto es una primera aproximación a un tema del que hablaremos mucho en este blog: La “manipulación” de los datos para, sin mentir, dar a entender una cosa o la contraria. Puedes decir “He sacado un 4” o “¡Soy el tercero de la clase!” para el primer ejemplo o “¡He sacado un 8!” o “Soy el peor de la clase” para el segundo.
Tenéis montones de ejemplos cada día en las noticias: “España es el país donde menos han subido los precios” que es decir “estamos mal pero los demás están peor” o “Castilla y León, segunda comunidad con más incentivos desde 1988”.


Presentación

13 febrero, 2007

¡¡ATENCIÓN!! El Blog se ha cambiado de dirección. Ahora está en http://nosolomates.es
Puedes ver este post, mejorado y con más comentarios

aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bienvenidos a lo que es una prolongación en formato de Blog de la web NoSoloMates.
El objetivo es descubrir las matemáticas que hay a nuestro alrededor, en los medios de comunicación, nuestra vida cotidiana, etc. Aunque la mayoría de los contenidos están allí, iré poniendo aquí los materiales tanto de matemáticas como de anumerismo que encuentre en periódicos, libros o películas. Pero, como el mismo título indica, también tendrán cabida otros contenidos que me parezcan interesantes para el fomento de la lectura o de cualquier otro tipo de manifestación cultural.
Debido a la interactividad de los blogs, rescataré algún contenido de NoSoloMates para que podáis comentarlos y, si es posible, crear debate, que eso siempre es bueno.
He tenido que poner el enlace allí con tipex en la tapa del cuaderno, una mala costumbre, pero ya no había sitio, espero que me perdonéis.

Comenzamos con un chiste de Forges: